Editoriales critican las ventajas del libro electrónico

0 comentarios

La empresa estadounidense Amazon presentó un nuevo lector de libros electrónicos llamado Kindle 2. Entre las nuevas características incluye un motor de texto-a-voz para escuchar los textos, que lo hace más interesante frente a otros modelos de otras marcas. Unos días después de la presentación un directivo de una sociedad de autores ha acusado a dicha función de violar las leyes de derechos de autor:

"Amazon no tiene los derechos para que su dispositivo ‘lea' en voz alta. Eso sería un archivo de sonido y pertenece por ley a otra esfera de los derechos de autor"
Paul Aitken (Vía Público.es)

Si de verdad están tan preocupados por las descargas piratas en Internet (pero que son legales en España), deben dejar que las empresas como Amazon se inventen nuevas formas de disfrutar los libros.

Yo creo que los libros electrónicos pueden llegar a ser atractivos si se saben explotar bien. En este caso, estamos viendo que han introducido la lectura en voz alta como reclamo para mostrar las ventajas sobre el libro tradicional. Han dado un motivo para comprarlo que se suma a que las ediciones digitales no ocupan espacio, y tampoco contaminan.

Por eso me parece absurdo que las editoriales, en vez de agradecerlo porque sin duda aumentara las ventas, haya ido en contra.

Esto es importante porque puede ser tenido en cuenta por otras empresas, y que no seguirán el ejemplo del Kindle 2 para evitar problemas.

Y entonces los consumidores seguirán preguntándose sobre el porque de comprar un libro electrónico si son lo mismo, y encima hay que comprar un caro lector a parte.