Los drivers "Diseñados para Windows" no siempre funcionan

1 comentario
Según leo en esta noticia de tech ARP, informan de que ATI i Nvidia les enviaron unas tarjetas gráficas para que las probaran con Windows Vista, pero no lo pudieron hacer porque tanto los drivers oficiales de ATI como los de Nvidia daban problemas. En el primer caso no eran compatibles con todas las funciones de Vista y, en el otro el ordenador no podía ni siquiera arrancar porque generaban un error fatal al inicio (veáse BSD).
Ambos drivers, aunque todavía se encuentran en fase de pruebas, han sido certificados por Microsoft y, por lo tanto, deberían haber funcionado correctamente. Esto hace pensar que el programa de certificación de dispositivos con el que decían que iban a evitar problemas a los usuarios no es tan bueno como aparenta, creo que incluso en el caso de Nvidia es completamente inútil.
Para conseguir certificar unos drivers, Microsoft obliga a los fabricantes de hardware a comprar una firma electrónica y pagar el coste de las pruebas que se realizan. En la página web del programa de certificación dicen las condiciones que cumplen los productos que han superado las pruebas:
El logotipo "Diseñado para Windows XP" en un producto indica que:
  • Será estable al ejecutar Windows XP.
  • Los componentes de software o controladores relacionados se pueden instalar o desinstalar fácilmente.
  • La experiencia básica con el producto y el sistema operativo será la misma o mejor tras actualizar el sistema con versiones futuras de Windows.
(Nota: Aunque hace referencia a Windows XP, también se aplica igual en Windows Vista)
La tercera condición me da risa porque yo he tenido problemas con mi tarjeta gráfica ATI cuando probé Windows Vista porque ni los drivers de Microsoft ni los oficiales (los dos certificados) conseguían que funcionara bien. Finalmente encontré la solución en los omega drivers, una versión crackeada de los drivers ATI para Windows XP, que yo uso todavía, y que funcionaba casi perfectamente en Windows Vista, excepto un pequeño inconveniente que como no estaban certificados para Windows Vista, no me podía iniciar aero.
Por estas evidencias, he llegado a la conclusión de que el programa de certificación de Microsoft tiene como única finalidad ser una fuente de ingresos para Bill Gates y se encuentra lejos de conseguir lo que dicen. Creo que cada día queda más claro que a Microsoft no le interesan los usuarios. Con cosas como esta no me extraña que cada vez más gente use Linux. Por ejemplo, en Ubuntu Linux yo todavía no he tenido ningún problema relacionado con la instalación de drivers porque absolutamente todos los que necesito se han instalado automáticamente y he podido usar Beryl sin limitaciones. Windows Vista y estos certificados son una estrategia de Microsoft con la que se pretendía demostrar que el dinero que se puede ahorrar usando Linux se pierde porque luego se necesita contratar un equipo de soporte técnico que se asegure de que todo se instala y funciona bien, pero después de esto ¿se puede decir que vale la pena gastarse el dinero en comprar Windows a cambio de un soporte técnico de este tipo?
Vía | Slashdot