Microsoft instalará automáticamente el WGA en todos los ordenadores con Windows

0 comentarios
La salida al mercado de Windows Vista esta siendo un desastre. Steve Ballmer, el presidente de Microsoft, dijo hace unos días que las previsiones de ventas de este sistema operativo que habían hecho los analistas eran demasiado optimistas y no se iban a cumplir. Las cosas no están saliendo como Microsoft se pensaba, porque daban por hecho que al salir Windows Vista las ventas de ordenadores nuevos con este preinstalado subirían, pero lo que ha pasado es que la gente se ha quedado en Windows XP porque el Vista va más lento en todo, y curiosamente algunos medios de comunicación (sobretodo revistas) que hasta ahora han apoyado las nuevas versiones de Windows cuando salen a la venta están recomendando al público en general que no lo instale por ahora. Ante esta situación, Microsoft ha optado por atacar a los usuarios con el WGA. El WGA (Windows Genuine Advantatge) es una aplicación que comprueba si la copia de Windows XP instalada en un ordenador es legal y bloquea la instalación de actualizaciones a las copias "pirata". Hasta ayer solo se necesitaba para descargar programas desde la sección de descargas de su Web o en casos concretos como la instalación de Internet Explorer 7 o Windows Media Player 11, pero a partir de mañana va a instalarse automáticamente en todos los ordenadores con Windows XP a través de Microsoft Update y sin pedir permiso previo al usuario. Si este nuevo WGA forzado detecta una copia pirata, entonces acosará (según la 3ª acepción del diccionario) al usuario del ordenador enseñando mensajes que le piden que compre una copia legal de Windows XP. Si en 2 semanas no se compra la licencia, entonces la cosa va a peor con más mensajes y puede que se desactiven algunas funciones del sistema operativo, aunque esto último todavía no ha sido confirmado. ¿WGA o Microsoft Spyware? Lo peor de todo es que el WGA, en sus primeras versiones, se conectaba cada día a los servidores de Microsoft y les enviaba datos privados como por ejemplo, el nombre de la empresa a la que estaba registrada la licencia de Windows instalada. Cuando se descubrió este secreto, Microsoft publicó una actualización del WGA que eliminaba este espia, pero nadie puede estar seguro de que no han diseñado otro método de espionaje más potente y que pueda estar funcionando en esta instalación forzosa.
Fuentes de información: