Windows Vista: Todos somos iguales

2 comentarios
Sí, para Windows Vista todos los usuarios de PC somos iguales: piratas. A esta conclusión he llegado gracias a EntreGeeks.net, que acaba de publicar un post titulado "Windows Vista no es una opción" (os recomiendo leerlo antes de continuar con este) en el que ha traducido un artículo del periódico digital "The inquirer" donde Charlie Demerjian, uno de los editores, dice Microsoft le esta prohibiendo indirectamente usar Windows Vista.

Según los datos que ha dado a conocer, el problema es el nuevo sistema de activación y de licencias que acompaña a la nueva versión que solo da derecho al usuario a usar el sistema operativo en 1 ordenador, sin la posibilidad de transferir la licencia a otro PC estará prohibido y también lo estará cambiar cualquier componente del sistema (eso incluye lectores de discos, discos duros, tarjeta gráficas, placas base, etc.), si estos requisitos no se cumplen, la copia de Windows Vista pasa automáticamente a ser ilegal y se bloquea. Para desbloquearlo tenemos que volver a pagar los entre 200€ y 500€ que cuesta una licencia del sistema operativo.

Hasta ahora, Microsoft solamente imponía estas condiciones de uso en los ordenadores con Windows XP preinstalado pero no en las copias de Windows XP estándares, que permiten instalar legalmente el sistema operativo en cualquier ordenador, siempre que se desinstale previamente de otro.

Regreso al pasado

Los primeros ordenadores personales fueron creados por IBM. Todos se vendían con el mismo sistema operativo y los mismos componentes. Por supuesto que no se podían ampliar porque no existían componentes de otras características ni de otra marca, pero aunque alguien lo hubiese intentado no lo habría conseguido porque el sistema operativo dejaría de funcionar ya que no estaba diseñado para un hardware diferente al que tenía.

Con el tiempo, los ordenadores han evolucionado y se han construido a partir de arquitecturas estándar que han servido para que un programa pueda funcionar en varios ordenadores, aunque estos tengan un hardware completamente diferente del ordenador en el que el software fue desarrollado.

Llegamos al año 2007: el año del software libre caracterizado por permitir cualquier tipo de modificaciones y usos a cualquier persona que sepa programar, pero sorprendentemente Microsoft vuelve al pasado y nos habla de ordenadores que solo funcionan bien con un hardware certificado por Microsoft (ya lo notaremos en el precio), con sistemas DRM que deciden lo que podemos ver, leer y oír, y con sistemas de activación para asegurarse de que esos PC no pueden ser actualizados físicamente porque ellos (y supongo que también los fabricantes de computadoras) no quieren ¡e incluso pueden poner una multa (el precio de un nuevo Windows Vista) a los usuarios que desobedecen sus leyes de mercado!

Si antes de leer el post de EntreGeeks.com yo pensaba que Windows Vista, con sus más de 5 gigas de peso, sería la piedra que hundiría Microsoft, ahora ya puedo confirmar que Microsoft se hundirá, pero no por eso, sino porque el señor Bill Gates debe de estar sediento de dinero y en los próximos años va a demostrar las locuras que puede cometer un ser humano por tener más de lo que le sobra.